CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 9 de mayo de 2010

42. Vórtice

En el fondo del armario, detrás de la ropa que hacía años que no se ponía pero aún así guardaba "por si acaso" y bajo una pila de libros regalados que nunca leería, apareció la caja. Una caja rectangular, de tamaño mediano, hecha de madera y con un dibujo artesanal de un elefante en la tapa. Hacía mucho tiempo que había escondido la caja ahí, poco después se había olvidado de ella por completo y, ahora, ahí estaba de nuevo. Llevaba unos 10 minutos mirándola fijamente con una mezcla de expectación y terror que le impedía mover un solo músculo. Ni siquiera se acordaba exactamente de lo que había en su interior pero sabía que eran símbolos de recuerdos que no quería recordar. Por eso los había guardado en la caja y había escondido ésta en el fondo del armario. No le cabía duda de que jamás podría deshacerse de esos recuerdos pero en su momento pensó, con gran acierto, que si conseguía de algún modo sacárselos de la cabeza y guardarlos en un lugar seguro y oculto, el efecto sería el mismo que si los hubiera olvidado, lo que a su vez era casi igual que no haberlos vivido en absoluto.

Pero ahora, gracias a su compulsivo afán por limpiar y ordenar, había decidido vaciar todo el armario para hacer una limpieza a fondo, tirar cosas viejas y establecer un nuevo orden entre lo que se quedara. Y en pleno proceso, apareció la dichosa caja...

4 personas me visitaron y me comentaron:

Fersitu dijo...

Suena a la moraleja de: no hagas limpiezas no sea que encuentres cosas que no quieres ver...

Un besoteee!

Martha dijo...

Ainssss...las cajitas!

Yo las dejé todas escondidas por mi habitación en casa de mis papis...así que ahora puedo hacer limpieza en mi casa siempre que quiera, porque sé que no me las voy a encontrar! :P

Besicos!

P.D.- Quien dice todas dice 2 ó 3, eeeh! ^^

Nanny Ogg dijo...

Y tiró la caja... ¿no? Porque es lo mejor que podía hacer, tirarla sin abrirla siquiera.

Besos

Corto Maltes dijo...

Por eso es que en mi caso trato de guardar todos los recuerdos en un estante mental bien visible y al alcance de la mano. Es que los recuerdos buenos son para disfrutar cada vez que querramos y los malos son para recordar que hay cosas que no debemos repetir.