CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 15 de enero de 2015

68. Ciclo vital

Lleva horas debatiéndose entre la vida y la muerte al borde del precipicio. Abajo están sus hermanas, que ya han sucumbido a su destino fatal. Sucias y desmembradas, reposan sobre el suelo en una visión macabra y desoladora. Sabe que tiene que seguirlas, que tiene que soltarse y dejarse caer y morir, pero se resiste. Quiere vivir. Sentir de nuevo el calor del sol sobre la piel, oír el canto de los pájaros cada mañana. Ha llegado al mundo hace tan sólo 6 meses, es demasiado pronto para marcharse y dejar atrás este fascinante panorama lleno de color, sonidos y emociones.

Claro que el mundo ha cambiado en esos 6 meses. Atrás quedaron los largos días de luz para dar paso a tonos marrones y grises, al frío y al silencio abrumador. Hace semanas que no reciben la visita de los alegres pajarillos y hasta las ardillas parecen haber encontrado un lugar mejor donde cobijarse en tan adversas condiciones.

Tras una larga y angustiosa espera, es por fin consciente de que no tiene salvación. Es hora de soltarse y unirse a sus compañeras. Con resignación, pero decidida, pega un tirón y se suelta de la rama que ha sido su único sustendo. El viento la mece hasta el suelo, donde se une a las demás, sin vida, sin color, dejando al árbol en el que todas han nacido y crecido vacío, desnudo.


El invierno ha llegado.