CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 9 de agosto de 2015

72. El calcetín rojo, versión 1

A Martín le sudaban las manos, le faltaba el aliento, le temblaba la voz. Sabía que tenía que salir de casa en seguida o llegaría tarde, pero no podía salir sin encontrarlo: jamás ganaría sin él. Era absurdo, no tenía ningún sentido, pero era una realidad. Se pasó una hora buscando el calcetín rojo: buscó debajo de la cama, en la lavadora, en la secadora, en la cesta de la ropa sucia, en el armario... nada. Agotados los lugares lógicos, lo buscó en el microondas y en el horno, en el mueble del salón, dentro del reproductor de vídeo, en el maletero del coche... nada. Desesperado, Martín empezó a contemplar la posibilidad de jugar sin el calcetín. Casi le dio un ataque de ansiedad: se veía en medio del campo, con el balón a sus pies e incapaz de darle una patada. Podía estar enfrente de una portería vacía y no acertaría a marcar un gol. Llevaba 15 partidos jugando con el calcetín rojo y sabía que fallaría sin él. Con lágrimas asomándose a sus ojos, buscó sus deportivas para marcharse: o salía inmediatamente o no llegaría a tiempo, quedando su equipo descalificado. Al abrir la zapatilla derecha para ponérsela se dio cuenta de su estupidez: allí, aguardando, estaba su calcetín rojo.

0 personas me visitaron y me comentaron: